Beneficios

  1. Pelea menos con tus hijos. El momento de poner un límite suele ser un momento emocional, con esto me refiero a un momento en el que tomamos una serie de malas decisiones porque estamos enojados o desesperados. Usando Homester tus hijos sabrán que esperas de ellos y también a que consecuencias atenerse si rebasan un límite. TIP: No tomes decisiones cuando estás enojado.
  2. Establece límites efectivos. No olvides que empezar es lo más difícil; hay que cambiar hábitos y algunas costumbres para poder empezar a poner límites, Homester hace esta tarea algo más sencillo, convirtiéndose en un mediador familiar.
  3. Crea hábitos saludables. Hacer que los hijos cumplan con sus responsabilidades de casa y de la escuela es complicado, con Homester encontramos una forma de mantener a tus hijos motivados a realizar sus actividades, y de manera voluntaria.
  4. Pon consecuencias adecuadas. ¿Cuántas veces no te ha pasado que a la hora de poner un límite, simplemente no se te ocurre una consecuencia razonable? Esto es muy común ya que nuevamente nuestro estado emocional es el que nubla nuestra creatividad; por eso Homester te ofrece listas pre-cargadas; pensando siempre en que los niños aprendan que todos sus actos tienen consecuencias, ya pensamos para ti algunas ideas que te van a funcionar
  5. Comparte tiempo de calidad. Al pelear menos, el tiempo que pasemos en casa será más agradable. Para alcanzarlo es necesario trabajar, recuerda que Homester no es magia, que funcione depende de ti.
  6. Impulsa su independencia. A través de la toma de decisiones. Homester está hecha para que tanto padres como hijos tengan voz y voto, es decir, ambos son responsables de lo que decidan. Serán los padres quienes tengan la última palabra, pero no sin antes escuchar que es lo que sus hijos les quieren decir.
  7. Fomenta el diálogo. Logra que tus hijos (y tu) se desconecten de la tecnología para que puedan conectarse como familia, que el tiempo que pasen juntos no sea para regañar o llamar la atención, mejor usa este tiempo para conocer a tu hijo y que tu hijo te conozca a ti.